4 maneras de fortalecer el sistema inmunológico

4 maneras de fortalecer el sistema inmunológico

En estos días, debido a la pandemia por el sars-cov-2, que produce la enfermedad, covid-19, se han puesto en marcha distintas acciones para prevenir y controlar el ataque del virus. Por esta razón, los científicos y los gobiernos de todo el mundo, están investigando, más que nunca, diferentes medicamentos y pautas para proteger la salud de sus habitantes.

Entre los mecanismos más usados para contrarrestar el virus, está el fortalecimiento del sistema inmunológico.

Nosotros, como droguería de cadena, también hemos considerado presentar a la comunidad, unas pautas seguras y bien demostradas, para fortalecer el sistema inmunológico desde cuatro perspectivas: alimentación, sueño, actividad física, y sol y vitamina d.

 

¿Qué es el sistema inmunológico?

 

 El sistema inmunológico es el encargado de defender el organismo contra diversos patógenos, tales como virus, bacterias, hongos, protozoos, además, reaccionar contra células cancerígenas y elementos extraños.

Este sistema está formado por una compleja organización de células, tejidos y órganos.

Entre las células que defienden el organismo, están: los linfocitos, macrófagos y neutrófilos.

Y entre los órganos, que en su conjunto son denominados órganos linfoides, están: las adenoides, amígdalas palatinas, el timo, los vasos linfáticos, los ganglios linfáticos, los vasos sanguíneos, el vaso, el apéndice, las placas de peyer y el tejido blando que se encuentra en la médula ósea, ubicada dentro de los huesos.

El buen estado de este sistema inmunológico, es un factor fundamental para prevenir, combatir enfermedades y ralentizar el envejecimiento.

Veamos entonces, según los estudios, porque debemos prestar suficiente atención a estas cuatro características, y que en esencia, son las que fortalecen  el sistema inmunológico. 

 

Alimentación 

 

La actual evidencia científica avala el papel beneficioso que tiene la alimentación en general, y los nutrientes en particular, en el desarrollo y la preservación, no sólo del sistema inmune, sino también en la prevención, y como coadyuvante del tratamiento en muchas enfermedades de tipo inmunológico.

 

Según la organización mundial de la salud (OMS), como parte de las metas planteadas en ésta estrategia a nivel poblacional, con respecto a la alimentación, y a un mejor estilo de vida, recomienda:

 

  • lograr un equilibrio calórico y un peso saludable.
  • reducir la ingesta calórica procedente de las grasas: cambiar las grasas saturadas por las insaturadas y eliminar los ácidos grasos trans.
  • aumentar el consumo de frutas, verduras, legumbres, cereales integrales y frutos secos.
  • reducir la ingesta de azúcares libres.
  • reducir el consumo de sal (sodio), cualquiera que sea su fuente, y garantizar que la sal consumida esté yodada.

 

Sueño

 

A pesar de que el papel que el sueño desempeña en el mantenimiento y función del sistema inmune no se ha dilucidado completamente, algunos estudios si han logrado demostrar, por el contrario, que la privación del sueño puede tener efectos negativos importantes sobre la función inmune, los niveles de citocinas y de los marcadores de inflamación.

Pero, la mayoría de los estudios concuerdan en afirmar, que el sueño aumenta la defensa inmune, incrementa la memoria inmunológica y las funciones pro-inflamatorias que se desarrollan durante el periodo del sueño reparador.

Los estudios señalan que una reducción del sueño entre cuatro o cinco horas por noche, tiene efectos adversos, principalmente el daño al estado neuro-cognitivo, al estado de ánimo y al metabolismo (rico y vega, 2018).

Asimismo, otros autores sugieren que el sueño reducido incrementa el riesgo de presentar aterosclerosis y enfermedades del corazón, resistencia a la insulina y obesidad (rangaraj y knutson, 2016).

 

 Por tanto, el sueño resulta esencial para la homeostasis de todo el organismo.

 

Actividad física

 

Entre las actividades físicas, la más recomendada es el ejercicio (caminar, trotar, nadar, montar en bicicleta). Este, en forma planificada, estructurada y repetida a lo largo de un período de tiempo,  aporta múltiples beneficios a la salud.

Algunos investigadores han llegado a concluir que el ejercicio y la actividad física de intensidad moderada y por cortos períodos de tiempo, podrían ser factores claves que inciden positivamente en el funcionamiento del sistema inmunológico (Jiménez, 2000).

Con el ejercicio, el número de los leucocitos revelan un comportamiento regular: la concentración de neutrófilos se incrementa, situación que se prolonga incluso después de realizado este, además las células NK (linfocitos asesinos), linfocitos B y linfocitos T son reclutadas al torrente sanguíneo, lo que se refleja en un incremento en el recuento total de linfocitos (Londoño at al, 2006).

Sin embargo, el sedentarismo y la  inactividad  física, por otro lado, generan  3,2  millones  de  muertes  en  el    mundo,  es  el cuarto factor  de riesgo para mortalidad mundial, es la causa principal de aproximadamente entre 21a 25% de los cánceres de mama y de colon, el 27% de los casos de diabetes y aproximadamente el 30% causante de la hipertensión y la  carga  de  cardiopatía  isquémica, entre otros(arabia, 2020).

 

Sol y vitamina D

La mayor parte de la vitamina d3 se sintetiza en la piel tras la exposición a la radiación UVB procedente del sol (OMS).

Numerosos estudios lo confirman, se sabe que esta vitamina solar actúa sobre la inmunidad innata. Esta inmunidad innata, es la que responde rápidamente frente a microorganismos y agentes a través de efectores genéticamente codificados y que actúan mucho antes de que el organismo se haya encontrado con ese antígeno; es decir,

Biológicamente, produce inducción de catelicidina y defensinas. Que son sustancias que actúan produciendo daño en la membrana lipoprotéica del agente viral, reduciendo de esta manera su replicación viral y, por otro lado, reducen la producción de tormentas de citocinas proinflamatorias, que son las que provocan la neumonía (acosta at al., 2009).

Si, por alguno de estos medios o en su conjunto, logramos fortalecer el sistema inmune, estará, nuestro organismo, más preparado para atacar diferentes tipos de virus y bacterias que intentan ingresar a nuestro organismo, y al mismo tiempo reparar las células senescentes (células del envejecimiento), pues, investigaciones en ratones indican que, otra función  del sistema inmunitario, es retrasar muchos trastornos relacionados con el envejecimiento (baker at al. 2011).

 

Nota: si requieres ampliación de estos temas, pueden comunicarte con alguna de nuestras sedes.

 Cadena de droguerías Uno A

 

Escrito por: Héctor Isaza montoya

Regente de farmacia

Bibliografía

 

  • acosta, o., guerrero, c. a., & cortés, j. a. (2009). basic, clinical and epidemiological aspects of influenza. revista de la facultad de medicina, 57(2), 149-177. (links).
  • arabia, j. j. m. (2020). inactividad física, ejercicio y pandemia covid-19. viref revista de educación física9(2), 43-56
  • baker, d. j., wijshake, t., tchkonia, t., lebrasseur, n. k., childs, b. g., van de sluis, b., ... & van deursen, j. m. (2011). clearance of p16 ink4a-positive senescent cells delays ageing-associated disorders. nature479(7372), 232-236.
  • del castillo, m. g. (2020). cómo fortalecer el sistema inmunológico. boletín de la real academia de córdoba de ciencias, bellas letras y nobles artes99(169), 601-636.
  • jiménez, j. m. (2000). el ejercicio físico y el sistema inmunológico: una revisión de las investigaciones más recientes en este campo. revista educación24(1), 131-140.
  • londoño, c. a., zapata, n. z., grajales, p. j. p., & gracia, d. c. (2006). ejercicio y sistema inmune. iatreia19(2), 189-198.
  • rangaraj, vr y knutson, kl (2016). asociación entre la deficiencia de sueño y la enfermedad cardiometabólica: implicaciones para las disparidades de salud. medicina del sueño18 , 19-35.
  • rico-rosillo, m. g., & vega-robledo, g. b. (2018). sueño y sistema inmune. revista alergia méxico65(2), 160-170.
  • imagen: freepik

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados